“4 rooms” de Jacob Kirkegaard, o la memoria sonora de Chernobyl.

Por Marcos Muniz-López.

Jacob Kirkegaard es un artista sonoro danés nacido en 1975 que trabaja con los elementos acústicos desde un punto de vista realmente interesante. Kirkegaard plasma en su obra el sonido de fenómenos tan imponentes como erupciones volcánicas, tormentas de hielo, ambientes desérticos, etc…por lo que evidentemente no estamos hablando de “música” al uso, aunque personalmente encuentro las obras de Kirkegaard mucho más agradables al oído que un elevado porcentaje de la producción musical actual, pero bueno, eso es otro tema.

Me voy a centrar en su obra “4 rooms”, en la que quiso dejar constancia y memoria de un horrible acontecimiento dentro de la historia contemporánea y ciertamente olvidado. Se trata del accidente de la central nuclear de Chernobyl, Ucrania, acontecido el 26 de abril de 1986.Sin lugar a dudas, afirmo desde YA, que “4 rooms” es una de las obras más escalofriantes que he podido escuchar en mi vida.

La idea de Kirkegaard consistió en lo siguiente: se trasladó a Krasno (dentro de una de las zonas más afectadas por el accidente), ahora un pueblo desierto, fantasmagórico, y grabó los ambientes de 4 habitaciones que en su día fueron puntos de reunión social en Krasno, concretamente la iglesia, el auditorio municipal, la piscina y el gimnasio. Kirkegaard utilizó la técnica de grabar los ambientes de dichos entornos, reproducirlos dentro de la misma habitación donde fueron grabados y registrando dicha reproducción al mismo tiempo, repitiendo dicho proceso 10 veces por cada uno de los emplazamientos.

Aula vacía de Krasno, Ucrania. Fotografía de Daniel Berehulak.

El resultado es asombroso y terrorífico al mismo tiempo. Cada uno de los registros creó una serie de armónicos implícitos que hacen que cada una de las habitaciones sean representadas por un drone hipnótico e irrepetible.

Jacob Kirkegaard dentro de una cámara anecoica.

No quiero alargarme más, ya que la doble intención de este post era, por un lado hablar de esta fantástica obra de arte, y por otro lado, recordar que no hace mucho, se vivió uno de los acontecimientos más aterradores de los últimos años. Lo que antes era una pacífica y tranquila parte de ese gran país llamado Ucrania, hoy es un páramo inhabitable y mortífero, en el que el eco de todas las víctimas sigue resonando en todos y cada uno de los espacios físicos de la zona.

Dejo a continuación una de las 4 habitaciones que Kirkegaard inmortalizó en esta impresionante obra de arte:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en arte, divagaciones, música, sonido y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s